domingo, 29 de marzo de 2015

Luis Buñuel y el documental I

A pesar  de que casi toda la obra cinematográfica de Buñuel se ha desarrollado del lado de la ficción, el realizador era más documentalista que muchos de los que se dedicaron a ello profesionalmente. Su interés por el "documental de naturaleza psicológica" impregna una gran parte de su producción, como ya dejaba entrever la autobiografía que escribió en 1939 para el MOMA, en donde Buñuel veía muchas posibilidades en el documental:
Estoy convencido de que los experimentos más interesantes que se llevan a cabo hoy en día se hacen en el campo de las películas documentales, verdaderas sucesoras de las ya mencionadas "producciones independientes". 
Las Hurdes/Tierra sin pan, único
"documental" rodado por Buñuel
A mi entender, existen dos tipos distintos de documentales: uno, que puede llamarse descriptivo, en el que el material se limita a la transcripción de un fenómeno natural y social. Por ejemplo: el proceso de producción de una fábrica, la construcción de una carretera...etc. Otro tipo, mucho menos frecuente, aúna lo descriptivo y lo objetivo, y busca interpretar la realidad. Por eso puede dirigirse a las emociones artísticas del espectador y expresar el amor, la tristeza y el humor. Estas películas documentales son mucho más completas, porque, además de ilustrativas, resultan emocionantes.
Aunque hay temas más adecuados que otros para este propósito... La acción trivial de construir una carretera... puede, dependiendo de la interpretación, convertirse en algo dramático, cómico o subversivo.
Las películas documentales suelen aburrir al público no especialista. Se suele utilizar más material del necesario para destacar detalles cuyo único valor resulta ser visual o dinámico. La gran mayoría de las películas documentales carecen de valor psicológico.
Pero a pesar de eso, sobre el documental descriptivo está el documental psicológico.
Me gustaría realizar películas documentales de naturaleza psicológica[1].

domingo, 22 de marzo de 2015

El ángel exterminador, 1962

Presento en Cannes un film mucho más libre que Viridiana. Se llama El ángel exterminador. El guion y los diálogos son míos y está basado en el cinegrama que había escrito hace 5 años con Alcoriza titulado “Los náufragos de la calle Providencia”. No sé si es buena o correcta pero es una obra sin precedentes. El film está compuesto de diez bobinas de las que ocho se desarrollan en una pequeña habitación de 7 por 7 metros con 21 personajes sin que ninguno pase el umbral nunca. Vas a pensar qué original aburrimiento. Es posible.[1]

El punto de partida era una historia que se me había ocurrido hacia el año 40, en Nueva York, junto a cuatro o cinco más, entre ellas la que luego sería Simón del desierto y el episodio de la niña «raptada» que más tarde incluiría en El fantasma de la libertad. Los náufra­gos de la calle Providencia era un título lar­go y literario: no me gustaba. Pensé en el título de Bergamín y [El ángel exterminador] le escribí a éste pidiéndole los derechos del título, y me respondió que no necesitaba pedírselos, puesto que esas palabras aparecían en el Apocalipsis.[2] 
Al darme Alatriste el trabajo, me dije: Puesto que tienes que hacer otra película y que pue­des escoger, toma ese viejo guion imposible. Al principio, había sido sólo un asunto para dos rollos, un corto destinado a la serie de Barbachano, con dirección general de Carlos Velo. Allí sólo se expondría la situación. Después, como sabes, alargué el guion a seis rollos, pero me di cuenta de que una vez planteado el tema, se repetía. Al hacer ahora el proyecto para largometraje, lo enriquecí y añadí el brusco final con la secuencia de la iglesia. También añadí las ovejas en el salón. Y el gag de los comensales sentados a la mesa, a los que el anfitrión ha anunciado un plato exquisito traído de Persia; y el criado, entrando con la codiciada bandeja y cayéndose, desparramando las viandas por el suelo[3]
  Yo primero pensé que el título tenía una relación subterránea con el argumento, aunque no sabía cuál. A posteriori lo he interpretado así: en la sociedad humana de hoy, los hombres cada vez se ponen menos de acuerdo, y por eso combaten entre ellos. Pero ¿por qué no se entienden? ¿Por qué no salen de esta situación? En la película es lo mismo: ¿Por qué no llegan juntos a una solución para salir de la sala?

miércoles, 18 de marzo de 2015

Luis Buñuel en su archivo, de Javier Herrera

Para finales de este mes está prevista la publicación de  un libro sobre Luis Buñuel que creo firmemente contribuirá a un mejor conocimiento del realizador y su obra:
Portada del libro

LUIS BUÑUEL EN SU ARCHIVO
De Los olvidados a Viridiana

Su autor es Javier Herrera y será publicado por Fondo de Cultura Económica.

 La creencia en que será una obra importante la baso en tres puntos:
* El autor, Javier Herrera, es riguroso en sus trabajos y ha escrito numerosos artículos sobre la obra del realizador. Estuvo durante años al frente de la Biblioteca de la Filmoteca Española y por tanto en contacto directo con el archivo personal de Luis Buñuel que se conserva en dicha institución.
* El subtítulo de la obra De Los olvidados a Viridiana, indica que se va a concentrar en su etapa mexicana, la menos estudiada y conocida de Buñuel.
* La documentación, inédita en gran parte, que ha servido de base para la confección del libro. Su facilidad para consultar el archivo personal del realizador me hacen suponer que vamos a tener información de primera mano y fidedigna.

domingo, 15 de marzo de 2015

Luis Buñuel: Autobiografía (Autobiography, 1939)

Este post es una actualización.*
Presentamos aquí un texto de Buñuel poco conocido: su Autobiografía. No hay que confundir este texto con el que se suele conocer como sus "memorias": Mi último suspiro.  Esta Autobiografía**(Autobiography la llamó Buñuel) la escribió en Los Ángeles el 28 de julio de 1939.La edición que aquí presentamos va acompañada de una serie de notas que corrigen y completan la citada obra.
Luis Buñuel en el MoMA
 La redactó como un curriculum para solicitar trabajo en el American Film Center, aunque también contenía una propuesta para filmar dos documentales. A finales de septiembre también se la enviará al MoMA (The Museum of Modern Art) .
La Autobiografía constaba de 22 folios escritos a máquina, en inglés y dividida en dos partes: Autobiography y My Present Plans. Todo esto iba acompañado de 12 folios de recortes de prensa que hacían referencia a las tres películas que había rodado hasta entonces, más un folio con bibliografía en que se mencionan sus películas.

domingo, 8 de marzo de 2015

Viridiana: Palma de Oro, escándalo y consecuencias

Press book de la película
para el Festival de Cannes
Viridiana[1] se exhibe en el Festival de Cannes de 1961  el 17 de mayo, último día de competición, y con la ausencia del realizador. Contra todo pronóstico, ya que la película se había realizado en la España de Franco, la película causa una gran sensación y obtiene un éxito explosivo. Consigue la Palma de Oro ex aqueo con  Una larga ausencia (Une aussi longe absence, 1961) de Henri Colpi, lo que hace suponer, dada la diferencia de calidad que hay entre las dos películas, que antes de la proyección de Viridiana el jurado estaba inclinado por la película de Colpi. Juan Antonio Bardem, que estaba allí con Pere Portabella, los productores "oficiales" de la película, sugiere a Muñoz Fontan, Director General de Cinematografía y Teatro, que recoja el galardón, dada la ausencia del realizador.
El día siguiente, 19 de mayo, la prensa española se hace eco del premio, elogiando la película. El periódico Pueblo llegó a hablar del gol marcado por la furia española. Como es lógico Gustavo Alatriste y UNINCI se frotan las manos de  gozo pensando en el dinero que piensan obtener con la distribución internacional de la película.

domingo, 1 de marzo de 2015

Viridiana, 1961

En Viridiana pongo un espejo frente a la vida. Los críticos dicen que la película está llena de amargura. No soy amargo. No soy cínico. Al contrario. Veo con afecto a todos en Viridiana. Uno es bueno, otro no es tan bueno. Otro es mezcla de bueno y malo. Los quiero a todos. Quiero a la gente y la muestro tal como es porque la amo[1].
Esta comedia –porque Viridiana es una comedia– contiene una misteriosa dosis de espíritu revolucionario no reconocible para cualquiera sino para los iniciados. Naturalmente, los censores de la iglesia integran este grupo, y ellos siempre hacen su voluntad.[2]
¡Pero si no son más que...metáforas, contrastes que me seducían..., en una palabra: poesía!
Las imágenes que muestro a los espectadores me han atraído, en primer lugar, desde un punto de vista poético. ¡Que les encuentren un significado si quieren! Yo no hago nada por sistema.[3]
Cuando hago un film es porque tengo ganas. En cuanto a Viridiana, ¿qué se me reprocha? En ese film me he quedado siempre corto en todo lo que podía decir. Mi heroína se encuentra más virgen en el desenlace que al principio... [4]
No he tenido la intención de blasfemar... El azar me ha llevado a mostrar imágenes impías; si yo tuviera ideas impías, quizá las expresaría también. A los sesenta y un años no se hacen chiquilladas y como ya no obedezco a ningún a priori, me niego a participar en el escándalo. Viridiana es consecuente con mi tradición personal desde La edad de oro y, a treinta años de distancia, estos son los filmes que he realizado con mayor libertad. Me ha ocurrido lograr más o menos mis filmes o hacerlos banales para ganarme la vida. Sin embargo, siempre he rechazado las concesiones y defendido los principios a los cuales me atenía. He ido a España porque era mi país, y porque allí pude trabajar con entera libertad.
...Insisto en decir que no he querido demostrar nada y que no me sirvo del cine como de un púlpito para predicar[5]...
También se me criticó por mi maldad. ¿Pero dónde pueden encontrarla en el filme? La novicia experimente el amor humano como una prueba. El viejo, un carácter sin duda contradictorio, se muestra capaz de ser bondadoso, no sólo para con el prójimo sino para con una insignificante abeja, a la que salva la vida, sin dudar.
¿Se ha comprendido que realmente en mi film ninguno de los héroes es malvado? Viridiana es la pureza misma; su tío no es un sádico ni un canalla, sino un buen hombre e incluso un idealista. Dice expresamente que él quería, en su juventud, hacer algo bueno por la humanidad y que su timidez se lo impidió. Se castiga terriblemente por un instante de debilidad en el que no hizo mucho mal. Los imbéciles también han pretendido que se vengaba mediante un testamento que ponía  a su sobrina en manos de su hijo, un libertino. Pero ese muchacho es un buen chico, simplemente. No es en absoluto un sinvergüenza.[6]